La eficiencia energética se presenta como la clave contra el cambio climático.La Agencia Andaluza de la Energía considera que transporte y hogares son los sectores con más potencial de ahorro.

‘El kilovatio más limpio es el que no se consume‘. Con esta premisa, la Junta de Andalucía ha colocado el ahorro y la eficiencia energética al mismo nivel que el desarrollo de las energías renovables. ‘En el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener) el apartado de ahorro es tan importante como la mejora del mix energético a través del fomento de las renovables’, aseguró la presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía, Isabel de Haro, quien clausuró ayer en Sevilla junto al director general del Grupo Joly, Juan Carlos Fernández, la jornada técnica El reto de la eficiencia energética, organizada por el Grupo Joly y la Agencia Andaluza de la Energía, en colaboración con Red Eléctrica Española y Gas Natural-Unión Fenosa .

Isabel de Haro insistió en que el ahorro energético es el ‘factor clave’ en la lucha contra el cambio climático y explicó que el Pasener desarrolla este objetivo a través de cuatro campos: las empresas, las ciudades, la Administración y las infraestructuras. Para la presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía, aún queda mucho por trabajar en los ’sectores más difusos que son mucho más difíciles de alcanzar desde las administraciones públicas’. De Haro se refirió así a los hogares y el sector del transporte ‘donde quizás falte información’.

Los medios de comunicación son absolutamente claves como intermediarios para explicar al ciudadano las diferentes opciones de reducción de su consumo

manifestó la presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía, que resaltó que ‘nos va mucho en conseguir cambiar el patrón de consumo de la energía’. Isabel de Haro agregó que se trata de una coyuntura ’similar’ a la fuerte sequía que se produjo en la década de los noventa, que varió radicalmente el consumo de agua por parte de la ciudadanía.

Para apoyar este nuevo modelo, el desarrollo reglamentario de la Ley de Fomento de las Energías Renovables y del Ahorro y Eficiencia Energética será un ‘hito importante’, según Isabel de Haro. La aprobación de los reglamentos es inminente, una vez culmine su adaptación a la Directiva Europea de Servicios, que ha retrasado su redacción.

Para la Agencia Andaluza de la Energía, el ahorro energético ofrece un importante nicho de mercado para las empresas especializadas en la implantación de soluciones que mejoren la eficiencia energética de los consumidores. En este sentido, Isabel de Haro explicó que la puesta en marcha de la Red de Energía de la Junta ha supuesto la elaboración de auditorías en todos los edificios de la administración regional, que se plasmarán en la puesta en marcha de medidas de ahorro.

Previamente, en la apertura de la jornada, el director de la Agencia Andaluza de la Energía, Francisco Bas, expuso que Andalucía emite actualmente 116 millones de toneladas de CO2 al día, cantidad que se elevará a 140 millones en 2020. Con las medidas de inducción de ahorro, en los últimos tres años se ha logrado reducir un 1% del consumo final de energía en Andalucía, y estimó que la región tiene un potencial de ahorro del 20%, por lo que consideró que ‘aún queda mucho por hacer’.

Uno de los vectores de la jornada fue el debate en torno a la gestión eficiente de la energía, moderado por Jorge Jiménez, de la Agencia Andaluza de la Energía. La responsable de Gestión de Demanda de REE, Susana Bañares, destacó la necesidad de modificar el consumo de los hogares para aplanar la curva de la demanda, con grandes altibajos. Bañares destacó que el sistema sólo opera a máxima capacidad unas 300 horas al año, lo que provoca que se pierda parte del potencial de las renovables. En este sentido, la concienciación es clave.

La responsable de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Endesa, María Roiz, presentó la última campaña de la eléctrica, que incide en los beneficios de la eficiencia con ejemplos reales de empresas y particulares. El director de Energía de Isotrol, Francisco Castejón, resaltó el impacto beneficioso de las renovables tanto en empleo como en reducción de la dependencia energética y lamentó que se pierde el 26% de la energía primaria en la distribución. Además, el gestor de Energía de la refinería de La Rábida, Carlos Delgado, mostró las últimas mejoras en la planta, que han permitido un ahorro de entre el 30% y el 50% de la energía consumida.

Fuente: ciemat.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *