Suelo radiante

Inicio » Gas » Suelo radiante

Hace poco tiempo todavía, la instalación más común era la combinación de calderas de gas con radiadores, esta opción es bastante económica y muy sencilla de instalar pero el nuevo marco legislativo actual busca la máxima eficiencia en las instalaciones de calefacción, esto hace que los fabricantes desarrollen las calderas de gas con condensación para logran un mejora sustancial de los rendimientos, aumento de un 10% como mínimo.

Estas calderas de condensación logran esa gran mejora en rendimiento debido a que logran aprovechar la energía de la condensación, y aqui radica el cambio de combinación óptimo, ya que para que se logre una buena condensación la temperatura de impulsión para calefacción no debe ser superior a 50 ºC. Los radiadores con temperaturas menores a 50ºC tienen un rendimiento muy pobre incluso los de baja temperatura. Con lo que el suelo radiante empieza a ser una alternativa, si bien más cara también mucho mejor desde el punto de vista de ahorro energético. Ya que si con 50ºC se empieza a aprovechar la condensación, si se tiene una instalación de suelo radiante y se puede impulsar a menores temperaturas (siempre se puede, incluso 35ºC) se logran los grandes ahorros económicos basados en el incremento del rendimiento que hacen que esta instalación sea amortizable rápidamente (ligera sobreinversión inicial) y atractiva porque el suelo radiante es un emisor de calor que aporta más confort a cliente.

Si se quiere saber más sobre los elementos, funcionamiento y ventajas del suelo radiante, en este enlace puede encontrar más información a nivel específicoCaracterísticas, funcionamiento y elementos del Suelo Radiante por Agua

Galería de imagenes